¿Qué opinas de la crisis y de los problemas? ¿Son las crisis, los problemas y las adversidades tus peores enemigos?

Si ves la crisis, las adversidades y los problemas como tus enemigos, debes de prestar mucha atención y reflexionar acerca de éstas palabras. A mi parecer, todos ellos son aliados y maestros.

Crisis es sinónimo de oportunidad. Problemas y adversidades son sinónimo de moralejas y de aprendizajes.

¿Recuerdas aquel dicho de que ante la crisis unos lloran y otros venden pañuelos? Pues no hay nada más cierto. Las oportunidades no vienen solas, no llegan con bombos y platillos, las buenas ideas de negocio, los emprendimientos exitosos en su gran mayoría nacen de una reinvención.

La reinvención es el fruto positivo de una crisis. La superación y los cambios radicales vienen de un problema.

Todo negocio se concibe para satisfacer una necesidad sentida. Necesidad que se origina de un problema sin resolver; en otras palabras, todo buen negocio surge para solventar problemas y si la crisis es la suma de los problemas de muchos, la pregunta obligada de un emprendedor es: ¿Qué podemos lograr de una crisis?

“La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos” lo dijo Albert Einstein.

Hace poco más de una década mis negocios se vieron afectados por la crisis inmobiliaria, en ese momento tuve una reinvención. No inviertas me dijeron, ¡Estás loco, con tanta incertidumbre! Si hubiera hecho caso hoy no tendría mi modelo de negocio fructífero y expandido a dos países.

Quejarse de los problemas, quedarse en la autocompasión, en el por qué y ser inertes no nos lleva a nada, no resuelve nada. La actitud resolutiva está en el cómo, en explotar el ingenio y la creatividad, en tomar de la mano el aprendizaje tras el problema y concentrarte en las oportunidades.

La gente buscará tu servicio y comprará tu producto porque espera que tú o tu modelo de negocio resuelvan un problema y satisfagan una necesidad. Entonces ¿Qué necesidad a satisfacer encuentras en tu entorno? ¿Cuál es el problema a satisfacer? Quiero que desde ahora veas los problemas como oportunidades de negocios.

Quienes hemos superado una crisis es porque así lo decidimos, vemos la crisis como oportunidades, nos concentramos en ellas, buscamos soluciones creativas frente a cada reto. ¿Te animas?

Adversidades, si todos los días las tendremos, de manera que cada día tenemos un reto, una posibilidad para ser mejores, ¡los únicos que no tienen problemas son los que dejaron de existir!

Entonces ¿Qué opinas de las crisis, los problemas y las adversidades? Son oportunidades, concéntrate en ellas saca el máximo provecho de esas posibilidades.

¡Ve, emprende, busca la superación, sigue adelante!

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *